Palabras del Presidente Santos: Declaración Apertura de Diálogo Nacional

3/10/2016
 
Bogotá, 3 de octubre de 2016
 
Esta mañana me reuní con los voceros de los partidos que hacen parte de la Unidad para la Paz, y con los presidentes del Senado de la República y de la Cámara de Representantes.
 
Les agradezco su respaldo para seguir buscando la paz y para establecer los diálogos necesarios para no echar al traste casi seis años de grandes esfuerzos que culminaron con el acuerdo con las FARC.
 
Agradezco también las manifestaciones de apoyo y de estímulo para no desfallecer en la búsqueda de la paz que he recibido de varios jefes de Estado que me han llamado en las últimas horas, y de la comunidad internacional en general.
 
También agradezco a los comandantes de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional que han venido a expresarme su respaldo.
 
Y, por supuesto, gracias, muchas gracias, a todos los ciudadanos que, de diversas formas, han expresado su voluntad de apoyar y su deseo de que este empeño de paz salga adelante.
 
Como lo dije anoche, el país necesita unidad.
 
Tenemos que dejar atrás las rencillas, los odios y la polarización que tanto daño nos hace.
 
Por eso recibo con entusiasmo la designación de tres voceros del Centro Democrático para sentarse a dialogar y llevar a feliz término el proceso de paz.
 
Con la voluntad de paz de todas las partes, estoy seguro de que podremos llegar pronto a soluciones satisfactorias para todos. De ser así, el país saldría ganando y el proceso terminaría fortalecido.
 
De nuestra parte, existe toda la voluntad y la determinación para que así sea.
 
Tendremos que actuar con prontitud y poner límites de tiempo, pues la incertidumbre y la falta de claridad sobre lo que sigue ponen en riesgo todo lo que hasta ahora se ha construido.
 
En ese orden de ideas, he designado al doctor Humberto de la Calle –a quien ratifiqué como Jefe Negociador–, a la canciller María Ángela Holguín y al ministro de Defensa Luis Carlos Villegas para que, a la mayor brevedad, comiencen los diálogos que nos permitan abordar todos los temas necesarios para tener un acuerdo y culminar con éxito el sueño de toda Colombia de terminar la guerra con las FARC.
 
Vamos a continuar. Vamos a seguir poniendo todo nuestro empeño para dejar a las próximas generaciones un país en paz, tranquilo, sin conflicto armado. ¡El país que se merecen!
 
Muchas gracias
 
font + font - contrast